1 ago. 2010

Ejército británico se prepara para recortes presupuestarios

En esta imagen distribuida el domingo 1 de agosto del 2010, aparecen soldados británicos asegurando la zona mientras el Ejército Nacional Afgano realiza redadas cerca del poblado de Sayedebad, en Afganistán.

En esta imagen distribuida el domingo 1 de agosto del 2010, aparecen soldados británicos asegurando la zona mientras el Ejército Nacional Afgano realiza redadas cerca del poblado de Sayedebad, en Afganistán.

Por DAVID STRINGER y SYLVIA HUI

LONDRES -- Decenas de miles de soldados británicos, una nueva aeronave, uno o dos de los submarinos nucleares que le garantizan a Gran Bretaña el puesto de potencia militar en el mundo, podrían salir del presupuesto en momentos en los que el país intenta reducir sus gastos de defensa como parte de una serie de medias para disminuir el déficit.

Tras costosas guerras y un crisis financiera que vació las arcas gubernamentales, ministros y funcionarios militares enfrentan una interrogante: ¿Puede Gran Bretaña costear su puesto de potencia militar?

El ministerio de Defensa británico está en plena revisión de sus capacidades y prioridades, la primera evaluación de este tipo desde 1998. El proceso tiene por objetivo pronosticar amenazas futuras y responder interrogantes sobre la futura posición del país en el tablero mundial. Al mismo tiempo, el nuevo gobierno de coalición está reduciendo el gasto público.

Esto implica que el ejército también deberá hacer sus sacrificios. El secretario de Defensa Liam Fox reconoció que tendrá que actuar "de forma implacable y sin sentimentalismos".

"Todo está sobre la mesa", dijo Michael Clarke, director del centro de estudio Instituto de Servicios Reales Unidos y asesor del comité de Defensa del Parlamento.

A los ministros de casi todas las áreas se les ha pedido que se preparen para cortar hasta un 25% de sus presupuestos, aunque es probable que los ahorros que pida el departamento del Tesoro sean menores.

Solamente el Servicio Nacional de Salud y el departamento de desarrollo internacional están protegidos ante las medidas de austeridad que buscan reducir la deuda nacional británica, que en mayo superó los 900.000 millones de libras (1,33 billones de dólares). El déficit se ubica a más de un 10% del producto interno bruto.

El ministerio de Defensa, con un presupuesto anual de cerca de 36.000 millones de libras (56.000 millones de dólares) podría tener que reducir unas 9.000 millones de libras (14.000 millones de dólares). Aún más, un estudio reciente de la Oficina Nacional de Auditoría encontró que el ministerio ya estaba 500 millones de libras (784 millones de dólares) por encima de su presupuesto este año.

Los distintos departamentos conocerán sus destinos en octubre, cuando el encargado del Tesoro, George Osborne, presente los planes presupuestarios del gobierno hasta el 2015.

Fuente: http://www.elnuevoherald.com/

2 comentarios:

Anónimo dijo...

TIRENSE UNA TYPE-23!!!!

dicc93 dijo...

jeje no seria malo, pero no se si quieran deshacerse de mas T23, y si llegan a hacerlo no se si la ACh quiera mas fragatas, yo creo que si hay adquisiciones van mas por otro lado.
saludos
dicc93