17 jun. 2010

Base Naval Talcahuano comienza a recuperar capacidades logísticas

A más de cien días de la catástrofe, la Base Naval de Talcahuano comienza a mostrar un nuevo rostro. El trabajo sin pausas de la Fuerza de Tarea BASEREC está mostrando sus frutos a toda las dotaciones de Talcahuano.

Imagen

Los trabajos en la Puerta de Los Leones fueron entregados para el funcionamiento el 16 de junio.

Talcahuano. Departamento de Relaciones Públicas de la Segunda Zona Naval. Luego de tres meses y medio de intenso trabajo, la Base Naval de Talcahuano día a día luce con mayor normalidad. Si bien los efectos de la emergencia ocurrida la madrugada del 27 de febrero, aún son totalmente perceptibles al recorrer sus dependencias, también es factible observar la materialización de diversas obras que han permitido poner en funcionamiento importantes servicios para el bienestar de quienes trabajan y de las familias que viven en su interior.

Durante el período de control de la emergencia, que se extendió por un mes y medio, se realizó limpieza de las oficinas y casas, se retiraron escombros orgánicos, se sanitizaron las dependencias, se restablecieron los servicios de luz, agua, gas, alcantarillado, entre otros. Todos trabajos que fueron fundamentales para poner en funcionamiento la Base Naval.

Imagen

Una nueva cocina, con elementos de primera calidad, ya está operativa en los comedores de tripulación

Luego vino el proceso de definir qué hacer con las reparticiones dañadas y dónde instalar las nuevas dependencias. Para ello, se elaboró un programa de 127 tareas, teniendo como prioridades las áreas de habitabilidad para el personal de Gente de Mar, la cocina general y los comedores, servicios que mientras estuvieron suspendidos fueron provistos por el BMS "Merino" y por el Destacamento de Infantería de Marina Nº3 "Aldea".

A la fecha ya se puede cuantificar una larga lista de tareas cumplidas, entre las que destacan la marcha blanca de los comedores generales para el personal de Gente de Mar, el que fue totalmente reestructurado, habilitado con nuevos utensilios e inmobiliario, y prontamente será reinaugurado con el nombre de "Pantaleón Cortes". También se habilitaron las dependencias de la Puerta Los Leones, donde funcionan las oficinas de Admisión Naval, de pases para ingresar a la Base Naval y ASMAR (T) y la boletería del RH "Huáscar", siendo reinstalada, además, la caseta de guardia en el control de ingreso de vehículos.

Imagen

El Contraalmirante Macchiavello, realizando la tradicional "prueba de rancho" en los comedores recientemente entregados al servicio

Finalizado los trabajos de recuperación en estos sectores, el Comandante en Jefe de la Segunda Zona Naval, Contraalmirante Roberto Macchiavello Marcelí y el Comandante de la Fuerza de Tarea BASEREC, Contraalmirante Gabriel Barros Orrego, encargado de la reconstrucción de la Base Naval, inspeccionaron el funcionamiento de las nuevas dependencias habilitadas, las que se suman a la puesta en marcha de otros servicios como la Sala Cuna y Jardín Infantil en la población Almirante Señoret, panadería naval, adaptación de contenedores para algunas reparticiones, entre otras.

El Contraalmirante Macchiavello se mostró muy satisfecho con el desarrollo del programa de recuperación, y como en ocasiones anteriores, destacó el excelente trabajo realizado por las dotaciones, inicialmente por quienes integraron el Batallón de Apoyo Comunitario (BAC) y ahora por la Compañía de Apoyo a la Reconstrucción (CAR), ambas conformadas por Oficiales y personal de Gente de Mar de diversas reparticiones, "quienes con gran entrega, entusiasmo y profesionalismo han cumplido las planificación por sobre las expectativas".

Imagen

El Contraalmirante Barros, explica al Comandante en Jefe de la Segunda Zona Naval, algunos detalles de las obras realizadas

Ya normalizado los servicios básicos, los esfuerzos están orientados actualmente a habilitar oficinas administrativas para las reparticiones que resultaron dañadas, entre ellas la Comandancia en Jefe de la Segunda Zona Naval, el Arsenal Naval (T), el Centro de Abastecimiento (T), el Destacamento de Infantería de Marina Nº3 "Aldea", la Guarnición IM "Orden y Seguridad", las que en septiembre debieran estar funcionando con sus capacidades.

Y próximamente, el nuevo frente de trabajo estará dado por las demoliciones que ejecutarán empresas especializadas, las que en un plazo de 45 días deberán eliminar cerca del 70% de las casas de la avenida Jorge Montt, y otras de las poblaciones Señoret, Young y Guardián Brito, más las reparticiones navales que están frente al Molo 500, las que resultaron gravemente dañadas. Esto dará paso a la reconstrucción de la Base Naval de Talcahuano, que con los trabajos que se materialicen cambiará sin duda su fisonomía, para cumplir en forma más eficiente y eficaz las necesidades del siglo XXI.

No hay comentarios: