15 mar. 2010

Presidente Piñera conoció los efectos que el maremoto provocó en la Base Naval de Talcahuano y ASMAR

El Mandatario, recorrió principalmente las instalaciones de la Planta Industrial de ASMAR Talcahuano, así como la Base Naval en general.

Imagen

El Almirante González acompaña al Presidente Piñera en su recorrido por ASMAR.

Talcahuano. Departamento de Relaciones Públicas de la Segunda Zona Naval. El Presidente de la República, Sebastián Piñera realizó una visita a la Base Naval de Talcahuano, en el marco de su recorrido por diversas comunas de la Región del Bío Bío, con el objetivo de conocer el impacto y los daños provocados por el terremoto y posterior maremoto el pasado 27 de febrero.

El Presidente Piñera arribó a la Base cerca de mediodía del 13 de marzo, luego de visitar la ciudad de Talcahuano. El Mandatario, recorrió principalmente las instalaciones de la Planta Industrial de ASMAR Talcahuano, astillero dedicado a realizar importantes trabajados de reparación y mantención de unidades navales y civiles, que resultó gravemente dañado producto del sismo y del posterior tsunami.

A su arribo a las instalaciones navales, el Presidente fue recibido por el Comandante en Jefe de la Armada, Almirante Edmundo González Robles, junto a Oficiales del Alto Mando Naval, hasta donde llegó acompañado por una comitiva integrada por la Primera Dama, Señora Cecilia Morel; los Ministros del Interior, Rodrigo Hinzpeter y de Defensa Nacional, Jaime Ravinet; parlamentarios de la Región del Bío Bío, la Intendenta Regional, Jacqueline Van Rysselberghe y autoridades militares, entre otros.

Imagen

La destrucción de las instalaciones navales cerca de Mil 300 millones de dólares.

Mientras la comitiva recorría las destruidas instalaciones de ASMAR Talcahuano, la Primera Dama conversó con los trabajadores del astillero y se mostró muy impactada por la magnitud de la destrucción que dejaron estos fenómenos de la naturaleza, en la comuna de Talcahuano. "Recorrer los lugares afectados ha sido muy impactante, ya que muchas familias lo perdieron todo, en algunos sectores todavía no hay agua, lo que hace que se vivan situaciones muy dramáticas. Al recorrer ASMAR podemos imaginarnos cómo sería la fuerza del agua, al ver estos buques con sus toneladas de peso desplazados de un lugar a otro", indicó la señora Cecilia Morel.

En el ámbito de las medidas de apoyo a la ciudadanía, Cecilia Morel manifestó que su prioridad será canalizar a través de las distintas instituciones del área sociocultural de la Presidencia, la ayuda sicológica para evitar que estos hechos dejen secuelas y traumas en la comunidad, principalmente orientada a los niños, para que se recuperen bien y no se vea afectado su normal desarrollo. "Fundamental será formar una cadena de solidaridad humana para reconstruir el país", destacó.

En el contexto de esta visita, el Comandante en Jefe de la Armada, Almirante Edmundo González manifestó que el Presidente de la República se llevó una imagen absolutamente clara de las consecuencias del impacto provocado por el maremoto del pasado 27 de febrero, comprometiendo el apoyo necesario para su recuperación.

El Almirante González indicó que de acuerdo a las primeras estimaciones, las pérdidas se pueden cuantificar en el orden de los mil 300 millones de dólares, sin descontar los seguros. "Para recuperar la operatividad de la Base Naval de Talcahuano, desarrollaremos un programa de tres fases. La primera es superar la emergencia realizando trabajos para desvarar los buques que se encuentran en la dársena, limpiar la bahía que la Base Naval requiere, despejar los escombros de las avenidas y edificaciones peligrosas, labores que se debieran terminar en un plazo de dos meses, las que serán financiadas con recursos institucionales, redireccionando nuestro presupuesto anual. La siguiente etapa será la reconstrucción, vale decir, ASMAR y la Base Naval de Talcahuano recuperarán parte de sus capacidades logísticas y operativas mínimas para que puedan funcionar, lo que se desarrollará durante todo el represente año, lo que se enfrentará con aportes del Estado, porque escapa a nuestro presupuesto. Y después vendrá la reestructuración, lo que significará trabajar para dejar este astillero y las instalaciones de la Base Naval de Talcahuano preparadas para enfrentar los desafíos del siglo XXI".

No hay comentarios: