30 dic. 2008

Israel crea un cerco militar en torno a Gaza y advierte que "lo peor aún está por venir"

Analistas creen que el gobierno judío "muestra los dientes" para lograr una nueva tregua con Hamas, pero en términos más favorables.
Israel prometió que ningún edificio de Hamas en la Franja de Gaza seguirá en pie tras la operación militar que ayer cumplió su tercer día y que "lo peor aún está por venir".

Mientras, en lo que podría ser el preámbulo de una ofensiva terrestre, el ejército declaró "zona militar cerrada" una franja de entre dos y cuatro kilómetros alrededor de Gaza, lo que implica la evacuación de todos los civiles de esa zona de seguridad.

El vicejefe del Estado Mayor israelí, Dan Harel, afirmó que "esta operación es diferente a las anteriores. No estamos golpeando sólo a los terroristas y los lanzacohetes, sino a todo el gobierno de Hamas. Apuntamos a los edificios oficiales, a las fuerzas de seguridad".

"Sólo estamos al comienzo de la batalla. Lo más duro está por venir y hay que prepararse para ello", señaló Harel.

El viceprimer ministro israelí, Haim Ramon, señaló, en tanto, que "la finalidad de los operativos es hacer caer el régimen de Hamas".

Aunque en menor intensidad, los bombardeos continuaron ayer y los principales blancos fueron la Universidad Islámica, el Ministerio del Interior y la oficina de Ismail Haniye, el jefe de gobierno de Hamas, señala The Times en su edición de hoy.

Según fuentes médicas palestinas, la cifra de muertos ya es de 360, de los cuales al menos 58 serían civiles (y entre ellas habría 21 niños y siete mujeres).

Ayer cientos de tanques israelíes cercaban la Franja de Gaza a la espera de la orden de invadirla, cuyo entorno geográfico ha sido declarada "zona restringida" por el Ejército israelí. En esa zona se ha evacuado a todos los civiles, incluidos los periodistas, por lo que los analistas estiman que podría tratarse de una etapa previa a una invasión terrestre.

Un alto oficial israelí expresó a The New York Times que, junto con detener el lanzamiento de cohetes Qassam por parte de milicianos de Hamas hacia territorio israelí, el objetivo de la ofensiva es "formar una nueva y diferente situación de seguridad".

Según el diario estadounidense, esto significa que Israel busca otra tregua con Hamas, pero con términos más específicos y convenientes para Israel que la que concluyó hace once días.

Ese objetivo, sin embargo, no debiera opacar el hecho de que Israel está muy preocupado de que sus enemigos (los extremistas palestinos) ya no le temen tanto como antes o como debieran hacerlo. Y los líderes israelíes estimaron que la forma de solucionar esto era "mostrando los dientes", afirma The New York Times. Israel pretende así borrar su fracaso en la guerra del Líbano en 2006 contra Hezbolá (grupo extremista musulmán que opera en Líbano).

"La preocupación es que en el pasado -quizás un pasado mítico- la gente no se metía con Israel porque temía las consecuencias. Ahora la región está llena de retórica provocativa anti israelí. Esta operación es un intento de restablecer la percepción de que si tú provocas o atacas vas a pagar un precio desproporcionado", afirmó Mark Heller, investigador del Instituto para Estudios de Seguridad Nacional de la Universidad de Tel Aviv.

David Aaronovitch, columnista del Times de Londres, escribe en la edición de ayer que no se sabe cómo la ofensiva israelí afectará a Hamas: "Es posible creer que el bombardeo de Gaza fortalecerá a la línea dura, pero también se puede pensar que quedarán tan debilitados que deberán aceptar un cese el fuego. Simplemente no sabemos".

Quien dirigió los preparativos de la actual ofensiva fue el ministro de Defensa Ehud Barak, por lo que políticamente es él quien ganará o perderá más.

Como líder del Partido Laborista, compite como candidato a Primer Ministro en las elecciones de febrero y las encuestas lo muestran en tercer lugar, detrás del líder del conservador Likud, Benjamin Netanyahu, y de la jefa del Kadima (centro), la actual canciller Tzipi Livni.

Muchos sondeos predicen que Netanyahu (considerado un "halcón", duro en la política hacia los palestinos) ganará las elecciones. Sin embargo, una encuesta televisiva el domingo, luego de que Israel lanzara su ofensiva en Gaza, mostró que Livni y Barak ganaban terreno.


"Lo que es necesario para terminar con esta situación es que Hamas deje de lanzar proyectiles contra Israel".
GORDON JOHNDROE
Portavoz de la Casa Blanca

"Llamo a una tercera Intifada en Palestina y en todos los Estados árabes, ya que el objetivo (de la agresión israelí) es la resistencia a las aspiraciones palestinas".
HASSAN NASRALLÁ
Líder de Hezbolá en el exilio


"Abandone su casa"

Paralelamente a los bombardeos, Israel inició una campaña psicológica a través de llamados telefónicos. Mohammed, un ingeniero de 26 años, recibió uno de esos llamados en su departamento, los que se asemejan a las grabaciones que usan las compañías para promocionar sus productos. "Decía que si estaba escondiendo armas o terroristas, mi hogar sería bombardeado", contó Mohammed al diario británico The Times.

Las grabaciones son variadas. Por ejemplo, hay otras que instan a abandonar inmediatamente las casas para evitar ser heridos. Otras son amenazas directas: "Deje su casa, pronto será bombardeada". Las llamadas han causado tanto pánico, que la compañía de teléfonos palestina ha grabado sus propios mensajes que llaman a los ciudadanos a ignorar las amenazas israelíes.

>>"La unidad es esencial"

El secretario general de la Liga Árabe, Amr Moussa, llamó a las organizaciones palestinas Al Fatah, del Presidente palestino, Mahmoud Abbas, y Hamas a reconciliarse sin más postergaciones. "La unidad es esencial para contrarrestar el ataque de Israel, y los esfuerzos de los árabes deben concentrarse en este objetivo", dijo Moussa.

En 2007, ante la imposibilidad de formar un gobierno, el Presidente Mahmoud Abbas ilegalizó Hamas y creó un Ejecutivo de emergencia que expulsó al Premier, Ismail Haniye (de Hamas). Las dos facciones se enfrentan en una guerra civil y se forman dos gobiernos paralelos: el oficial es el de Al Fatah, que preside la Autoridad Nacional Palestina y que controla Cisjordania.

Hamas, que no acepta la existencia del Estado de Israel, controla la Franja de Gaza.

No hay comentarios: