1 jul. 2010

Reconstruir Asmar costará US$ 140 millones y hoy retoma operaciones

En 2011 Defensa evaluará crear una segunda etapa de la planta, que incorpore capitales privados para la construcción naval. 
FABIÁN ÁLVAREZ 

TALCAHUANO.- El Ministerio de Defensa destinará US$ 140 millones para reconstruir los Astilleros y Maestranza de la Armada (Asmar) en Talcahuano, destruido por el terremoto y maremoto del 27 de febrero pasado. Ya se asignó el contrato de ingeniería básica para el diseño del proyecto, el que se espera licitar en noviembre próximo.

El ministro de Defensa, Jaime Ravinet, dijo que las mayores inversiones se realizarán en 2011 y 2012, para dejar este último año en un ciento por ciento operativo el principal astillero del país.

Otros US$ 200 millones se requerirán para reconstruir la Base Naval de Talcahuano. Actualmente se termina de desmantelar sus instalaciones dañadas y habilitar dependencias básicas. Luego vendrán las demoliciones y la reconstrucción definitiva, con fondos que se asignarán a partir de 2011.

El despeje de artefactos navales que vararon en Asmar permitirá que hoy se retomen las operaciones del astillero. El primer buque en ser reparado será el mercante Punta Arenas, que entrará hoy a reparaciones al Dique Seco N° 2.

El astillero recuperó el 70% de capacidad de sus diques, el 50% de sus grúas y el 20% de sus muelles. Estos últimos fueron los más afectados por la ola que golpeó la dársena.

Trabajadores

Para reanudar las labores se mantendrá a 2.500 trabajadores -576 de ellos personal naval- de los 3.300 que había antes del terremoto. Otros 400 empleados provisorios se trasladaron a otras zonas, mientras que 400 serán desvinculados. Ravinet aseguró que estos últimos tendrán la primera opción de contratación cuando sea necesario.

El presidente del Sindicato de Profesionales de Asmar, Manuel Tornel, dijo que "siempre uno persigue que la fuente laboral de ningún trabajador se afecte, pero en las condiciones en que quedó el astillero fue un gran logro".

El ministro Ravinet aclaró que el astillero seguirá siendo estatal, pero el 2011 se evaluará la conveniencia de crear un "Asmar II", en las mismas dependencias, que incorpore a inversionistas privados, para la prestación de servicios a terceros y construcción naval. Ya hay interés en una alianza por parte de empresas europeas y asiáticas.

"Antes de buscar un socio tenemos que definir muy bien qué queremos hacer, y eso lo vamos a hacer el próximo año", dijo Jaime Ravinet.

El objetivo es ser competitivos y tener capacidad para servir buques "post Panamá", lo que requiere de diques mayores.

No hay comentarios: