5 mar. 2010

Comenzaron las labores de limpieza en la Base Naval de Talcahuano luego del Tsunami

Imagen

Nada quedó en su lugar en la Base después del Maremoto.

Talcahuano. Departamento de Relaciones Públicas de la Segunda Zona Naval. Desoladores escenarios se pueden observar en la comuna de Talcahuano, luego del movimiento telúrico y tsunami que afectó a la comuna, la madrugada del sábado 27 de febrero.

Embarcaciones pesqueras, contenedores, vehículos, sacos con harina de pescado y ekspecies marinas en avanzado estado de descomposición, son los elementos que se observan en las destruidas calles de la ciudad puerto. Cuadra tras cuadra, se muestra el lado más dramático de esta tragedia, donde numerosas familias se encuentran con sus casas destruidas y con pérdida total de sus enseres.

La situación se ha agravado aún más por los actos de vandalismo y saqueos que han afectado a casas y locales comerciales, perpetrados por grupos de antisociales que sustraen todo lo que encuentran a su paso.

En Talcahuano, la Base Naval en su conjunto, fue uno de los lugares más afectados por este desastre natural. Unidades, Reparticiones y casas de los efectivos navales fueron arrasadas por las aguas.

El museo RH "Huáscar", producto de la fuerza del agua, se desplazó unos metros desde su tradicional lugar de fondeo en la bahía de Concepción, al cortar dos de sus cuatro amarras. Pese a ello, el buque resistió el impacto y luego de una primera inspección, se determinó que el casco no tiene filtraciones y los elementos museológicos están en buenas condiciones. Otra batalla ganada por el histórico monitor.

Otra de las construcciones afectadas por el terremoto, fue el edificio "Constantino Bannen", sede de la Comandancia en Jefe de la Segunda Zona Naval. La emblemática casa blanca, que es observable desde diversos puntos del puerto, presenta grietas en sus muros y desprendimiento de casi la totalidad de su cornisa.

Imagen

El personal Naval retornó a lo que quedó de la Base Naval Talcahuano a efectuar labores de limpieza y despegue.

En tanto, la Planta Industrial de ASMAR está casi irreconocible. Sus talleres se encuentran en el suelo, los diques flotantes fueron arrastrados a la Dársena y los buques que se encontraban en reparación, fueron desplazados a tierra. Además, el bulbo de un buque mercante está sobre un taller y hay unidades hundidas. Esta, entre otras escenas que son casi indescriptibles, se pueden observar en el astillero.

Poco a poco, el personal naval se ha reintegrado a sus unidades y reparticiones para comenzar el retiro de escombros y las labores de limpieza en los sectores afectados. La intención, es recuperar paulatinamente las capacidades logísticas de las instalaciones. En forma paralela, y luego del decreto de Estado de Excepción Constitucional dispuesto por el Ejecutivo, tropas navales, integradas por efectivos de la Infantería de Marina en su mayoría, se han desplegado por las comunas de Hualpén, Talcahuano, Penco, Tomé y el litoral de la provincia, para brindar seguridad a la comunidad y controlar la mayor cantidad de lugares para así evitar acciones vandálicas. Las fuerzas IM, están compuestas por personal del Destacamento IM N°3 "Aldea" y del Destacamento IM N°2 "Miller", especialmente traído desde Viña del Mar para estos efectos.

El Comandante en Jefe de la Segunda Zona Naval, Contraalmirante Roberto Macchiavello Marcelí indicó que aún no se tiene el balance final de las pérdidas que sufrió la Base Naval de Talcahuano. "El primer objetivo fue evacuar a las familias. Ahora estamos trabajando en retirar escombros y realizar la limpieza de las instalaciones para evaluar los daños. Sin embargo, a pesar de estar con condiciones restringidas, desde el primer día el personal naval ha estado con todos los medios disponibles en la calle, para brindar apoyo a la comunidad".

La consigna final de todo el personal de la Base Naval de Talcahuano es una sola: salir adelante y recuperar lo antes posible las dependencias afectadas por esta catástrofe.

No hay comentarios: