19/11/2009

LOS C-295 CHILENOS

La semana pasada fue observado en el aeropuerto español de Sevilla, el primer C-295MP Persuader (“066”) perteneciente a la Armada de Chile y que corresponde al lote de tres patrulleros solicitados por ésta fuerza a los que se sumarán otros tres ejemplares para misiones SAR y de transporte. La compra de los seis ejemplares insumirá una inversión de 215 millones de dólares y las primeras unidades serán entregadas a partir del año próximo.

Aunque en la región tanto Colombia como Brasil ya han solicitado la versión de carga del C-295M, será Chile el primer usuario de la variante destinada al patrullaje marítimo la cual pasaremos a recorrer en sus principales detalles y características, para tener un mayor conocimiento de la inminente incorporación de la Armada chilena (ACh) que reemplazará tanto a los P-3ACh Orión como a los Embraer Emb-111.

El C-295 es un transporte derivado del CN-235 y el modelo solicitado por la ACh es en realidad un derivado de la versión de patrullaje marítimo del CN-235MP Persuader con el cual comparte el sistema táctico integrado desarrollado por CASA y que es conocido como FITS ( Fully Integrated Tactical System) el cual consta de una serie de consolas o puestos de trabajo para los operadores de sistemas, las cuales son redundantes entre sí , reconfigurables y cuentan tanto con un hardware como software comercial, hecho que reduce el costo de adquisición, su mantenimiento y su futura modernización.
Básicamente el FITS es el núcleo o corazón del sistema de misión, integrando y centralizando toda la información que proporcionan los distintos sensores y equipso del avión, tal como el radar, FLIR, equipos ESM además de los sistemas de navegación y comunicaciones de la aeronave. Las consolas se comunican mediante una conexión local LAN (Local Area Network) y el sistema principal con los sensores mediante una interfase con el bus 1553b.

En relación a las consolas, éstas cuentan principalmente con un monitor AMLCD de 20 pulgadas, además del correspondiente teclado y las “trackball” para la exploración del radar y las distinas opciones del menú de pantalla. Como ya se mencionó cada consola es reconfigurable y redundante, con lo cual si una falla o se daña, el operador puede ocupar otra y tener la misma configuración como el control de los mismos sensores y equipos.

La cantidad de consolas depende de los requerimientos del usuario, aunque se ha estandarizado una configuración de 6 consolas para las versiones de patrullaje marítimo (2 consolas) y antisubmarino (4 consolas).
Los Equipos de Misión
Hasta donde se conoce los principales equipos o sensores de misión que han sido solicitados por la Marina de Chile son los siguientes:
-radar de búsqueda AN/APS-143C(V)3 Ocean Eye
-sensor FLIR con telémetro láser Star Safire III
-MAD AN/ASQ-508 (?)
-Procesador acústico de sonoboyas SPAS-16
-Sistema de identificación automática de navíos AIS
-Sistema de enlace de datos SP100
-Equipos ESM (modelo desconocido por el momento)
Dentro de éstos equipos merece destacarse el radar Ocean Eye que es sumamente avanzado contando con una amplia variedad de modos de operación tal como apertura sintética (SAR), apertura sintética inversa (ISAR), barrido lateral (SLAR), búsqueda con indicación de blancos en movimiento según el tipo de plataforma naval, búsqueda de alta resolución a gran distancia, indicación de blancos móviles, guiado de misiles, etc.
Con una antena plana que tiene un barrido de +/- 30 grados, el radar tiene picos de emisión del orden de los 8 kW pudiendo realizar el seguimiento de hasta 200 blancos además de contar con una interfase con el sistema TDMS (Tactical Data management System) el cual además de controlar los sistemas FLIR; ESM e IFF tambien proporciona una base de datos mundial de mapas costeros que se pueden sobreimprimir con los datos proporcionados por el radar.
El Cokpit
La configuración del cockpit del C-295 tanto en sus versiones de carga como de patrullaje son las mismas, dominando el tablero principal cuatro pantallas LCD multifunción de 6x8 pulgadas a las que se suman otras dos pantallas de menor tamaño para la presentación de la información de los motores y combustible, más una pantalla central táctica donde se pueden proyectar datos del radar de búsqueda como imágenes obtenidas por el FLIR.

Todos éstos dispositivos operan mediante dos procesadores centrales de datos con los buses 1553b y ARINC 429 cuya integración corresponde a Thales y que cuentan con un sistema de navegación por giroláser asistido por GPS, sistemas de gestión de vuelo (FMS), equipos de COM/NAV digitales, incluyendo SATCOM; piloto automático digital, sistema de alerta de proximidad del suelo (GPWS) además de un radar meteorológico.
Prestaciones
Para un patrullero marítimo con capacidad antisubmarina, las prestaciones de la aeronave juegan un rol de importancia junto con su equipamiento. En tal sentido el C-295MP dispone de dos versiones, una normal y otra de mayor alcance. La ACh ha seleccionado precisamente la última versión que le permitiría disponer de una autonomía de hasta 10 horas a 200NM de la base dependiendo de la configuración y misión de la aeronave.
Ello es posible gracias al bajo consumo de los motores Pratt & Whitney PW127G que tienen un consumo aproximado de 550 kg de combustible por hora y a la capacidad interna de combustible de más de 7.700 litros.
El Armamento
El Persuader dispone de tres afustes subalares por ala. Los internos soportan cargas de hasta 800 kg, lo intermedios 500 kg y los externos unos 300 Kg con lo cual la variedad de armamento que puede portar es muy basta y va desde distintos tipos de torpedos, cargas de profundidad, cohetes de marcación y misiles antibuque. En tal sentido aún se mantiene la especulación sobre los misiles AGM-84 Harpoon Block II adquiridos tiempo atrás por Chile, aunque también pueden adaptarse otros tipos de misiles antibuque
Conclusión: un nuevo sistema se incorpora en la región, con equipamiento de ultima generación para la delicada tarea de patrullaje marítimo y guerra antisubmarina. Chile dispone de un enorme litoral marítimo y aunque a simple vista el C-295MP parece que se queda corto para tal extensión, será el propio avión el que deberá demostrar su capacidad y hacer olvidar nada menos que a un clásico patrullero como es el P-3 Orion

Fuente: Aviación Argentina