15 nov. 2009

En enero parten obras de nueva pista aérea en Quintero, que será alternativa a Pudahuel


Proyecto busca que, ante una eventual emergencia en Merino Benítez, los aviones comerciales sean desviados a esa zona. 
JORGE MOLINA ALOMAR 

La Fuerza Aérea de Chile (FACh) tiene contemplado iniciar en enero próximo la construcción de una nueva pista de aterrizaje en la base aérea de Quintero, la que será la principal alternativa al aeropuerto internacional de Santiago, tanto para aviones militares como para el arribo de aeronaves comerciales, si éste debe ser cerrado por alguna emergencia.

Aunque el proyecto no contempla instalaciones para aviación comercial, uno de los requerimientos del ministerio de Defensa fue que, ante la eventual ocurrencia de un accidente mayor en el aeropuerto de Santiago, los aviones de pasajeros puedan aterrizar en Quintero y estacionarse en el lugar.

Terminal saturado

El alto tráfico del terminal internacional también fue un factor a considerar. En 2008 pasaron por el aeropuerto Arturo Merino Benítez 9 millones 700 mil pasajeros, una enorme cantidad de operaciones que, de ser incrementada por la FACh ante situaciones de defensa, afectaría seriamente al área comercial, afirma el jefe de la división de infraestructura de la institución, coronel de aviación José Solís.

"Merino Benítez está ya bastante congestionado, a pesar de que tiene dos pistas. Colocar una unidad de combate ahí, que en el día de mañana podría -en un caso de defensa- tener prioridad, significaría prácticamente dejarlo inutilizado, porque interrumpiría su normal ciclo de frecuencia de aviones", agrega.

Los 2.440 metros de largo y 30 metros de ancho de la pista de hormigón en Quintero permitirán las operaciones de todos los aviones actuales de la FACh, incluidos los F-16 y Hércules, y también el aterrizaje de grandes aviones comerciales, como los Boeing 767 y Airbus 340.

En octubre último la institución culminó el proceso de expropiación de las 144 hectáreas necesarias para ampliar la base de Quintero, con un costo de $2.700 millones.

Para diciembre se proyecta la presentación de las ofertas económicas de las 17 empresas que buscan adjudicarse esta obra, cuyo costo estimado es de $15 mil millones y el plazo de ejecución de dieciocho meses.

La pista considera los más altos estándares tanto para la aviación militar (OTAN) como comercial (OACI), en lo que será el repotenciamiento definitivo de esta histórica base aérea, que en las décadas de los 50 y 60 fue una de las más importantes de Sudamérica, y que fue reabierta el año 2003 tras más de una década de mantenerse cerrada.

El proyecto considera soterrar la actual carretera de ingreso a Quintero, a través de un túnel de 380 metros de largo bajo la pista, una obra inédita hasta ahora en los aeropuertos chilenos.

Además incluye la conservación del humedal Las Petras, una zona de 42 hectáreas ubicada dentro de la base y declarada monumento nacional por su importancia en la biodiversidad de la zona costera.

OBRAS

El plazo de ejecución de los trabajos en la nueva pista de aterrizaje son 18 meses.

Alternativa en base naval "Viña del Mar" en Torquemada

La pista de Quintero no es el único proyecto aeronáutico en la región de Valparaíso.

Unos 18 kilómetros al sur, la Armada estudia la licitación de las operaciones de la base "Viña del Mar", ubicada en el sector de Torquemada de Concón.

Actualmente una empresa privada explora alternativas de negocios para su explotación comercial, que podrían incluir la habilitación de un terminal de pasajeros y vuelos turísticos.

Esta posibilidad ha generado altas expectativas en la comuna, afirma el alcalde (s) de Concón, Paulo Pérez.

"Significaría un adelanto que podría traer un auge del turismo en la zona, ya que una de las posibilidades es que lleguen aviones comerciales que conecten con Viña del Mar y Valparaíso", afirma.

No hay comentarios: