27 ene. 2011

US$23,4 millones costará el salvataje del Cabo de Hornos (Diario El Sur)

Primera parte del proceso durará 3 días. Entrega de embarcación se estima para 2012. Operación será asumida por seguros.

Por Constanza Saavedra Ortega, Diario El Sur.

A once meses del terremoto el buque científico Cabo de Hornos comenzará su viaje desde un dique hasta el mas, desde que las olas del tsunami del 27 de febrero pasado lo dejaran a la deriva, con 3 personas trabajando al interior, luego de que se soltara el gatillo de lo sostenía a la plataforma de lanzamiento, dejándolo varado.

A pesar de los violentos golpes que sufrió el buque, no hubo daños mayores en el casco, pero sí varias abolladuras, como la que en la nariz (bulbo) de proa. Además se perdieron unos conteiners que iban en la popa. Luego de que se ponga en marcha, los expertos esperan evaluar si existen daños internos o graves.

Luego de una larga espera en septiembre pasado comenzó el proceso de licitación para la operación de salvataje del buque, llamada Operación Medusa, con una inversión de US$5,4 millones. Por la complicada posición de la nave, ASMAR participó en la definición del método que sería utilizado en la operación, lo que fue aceptado por la compañía de seguros que cubría al Cabo de Hornos, para lo cual fue elegida la empresa holandesa MAMMOET.

El costo del salvataje incluye la eliminación de un galpón (que posteriormente se deberá reponer) para dar mas espacio al buque, la compra de los materiales, como la barca que permitirá la salida al mar, entre otros.

La primera parte de la maniobra consistió en preparar el terreno en que se asentaba el buque, para ubicarse sobre una barca (un soporte metálico) que llegó la tarde de ayer.

Luego se instalaron carros multi-ruedas, que tienen la capacidad de girar permitiendo enderezar la nave para que se puedan realizar los trabajos que comenzarán hoy, cuando las 2.000 toneladas de pesa el barco, rueden por la arena hasta lograr emplazarse, mediante unas rampas, sobre la superficie de la barca en el dique n°2 de ASMAR.

“La fase de hoy es la más compleja y delicada de la operación porque el traspaso del buque desde un lado al otro tiene la dificultad de estar en posición diagonal y debe recorrer un camino curvo. Además, el proceso se debe realizar en una secuencia específica y única”, explicó el jefe del proyecto Medusa, Sergio Díaz.

Mañana se retirarán los carros del buque y se asentará en la barca las costillas apuntaladas, para que comiencen los trabajos de retirar las estructuras, de casi 8 toneladas cada una, que fueron adosadas para llevarlo hasta el dique. El sábado luego de una inspección de válvulas, se abrirán las compuertas para que la nave pueda flotar hasta el mar.

Posteriormente se realizarán los trabajo de construcción y reparación, que significan una inversión cercaba a los US$ 18 millones, que incluirá, entre otros, pintura, cambio de placas abolladas, equipamiento de los laboratorios científicos, equipos de cubierta, amueblamiento de los camarotes y cocina e interiores.

“ Solo los equipos científicos, que casi todos son electrónicos, tendrán un valor que supera los US$ 5 millones, o sea, cuesta casi lo mismo que salvar el buque”, Señaló Díaz.

Buque Científico

La nave, una de las 4 con mayor capacidad de estudios científicos en el mundo, contará con una completa implementación para el desarrollo de las investigaciones. Uno de los instrumentos con los que se trabajará será un perfilador de fondo, un preciso sistema que permite sacar una película en 3 dimensiones hasta en 10 metros de profundidad permitiendo estudios geofísicos.

Además, tendrá unas mangueras que disparará burbujas de aire a presión, que al generar ondas, rebotará contra el fondo marino, permitiendo encontrar cavidades con gas o petróleo, que le permitirá encontrar yacimientos en la región.

Pero al investigación pesquera tendrá un lugar privilegiado en el Cabo de Hornos, al estar especialmente preparado para esto ya que su diseño le permite acercarse a 20 metros de los peces sin que éstos escapen, según una norma de emisión de ruido. Esto se debe a que la nave tiene sistemas que encapsulas todas las fuente de emiten sonidos, debido a que los amortiguadores de ruido tienen la función de no asustar a los peces para poder capturar muestras que serán medidas y estudiadas.

El buque también hará investigaciones, tanto oceanográficas e hidrográficas, como de sedimentos marinos, al tomar muestras con pesados tubos que se enterrarán en el fondo oceánico, para conocer el pasado de la Tierra.

Fotografías:

imageimageimageimageimageimageimageimageimageimageimageimageimageimageimageimageimageimageimageimage

No hay comentarios: