24 ago. 2010

Brasil y Chile construirán avión de carga C-390

santiago / Jaime Ravinet valoró visita de su par y resaltó la idea de trabajar en una industria de defensa común.

El ministro de Defensa de Brasil, Nelson Jobim, planteó hoy la necesidad de tener una industria de defensa suramericana, para contar con "capacidad de disuasión, y también la posibilidad de desarrollo de tecnología de punta".

Jobim, de visita en Chile, fue recibido por el Presidente, Sebastián Piñera, en el palacio de La Moneda, junto a su par chileno, Jaime Ravinet, y el canciller Alfredo Moreno.

Tras el encuentro, el ministro visitante informó que se habló de "la gran posibilidad de que se pudiera hacer un gran entendimiento en el continente".

"Tenemos que vivir un nuevo momento porque Brasil se quedó de espaldas para América hispánica por muchísimo tiempo. Ahora, nosotros empezamos un entendimiento con toda la América hispánica y necesitamos que el subcontinente tenga una posición muy clara en los encuentros internacionales porque esa es la fuerza del subcontinente", declaró.

Sobre defensa, destacó que hay cambios importantes en los ministerios de los dos países, en la formación presupuestaria y la gestión de la industria básica de defensa.

Anunció un acuerdo con Chile para la construcción de un nuevo avión de carga C-390, que tiene una capacidad parecida a los Hércules que en Brasil cumplen en ocho años más su vida útil.

Ravinet habló de la importancia de la visita de Jobim, que "permite incentivar aún más la colaboración y trabajar en una industria común".

Nuevas adquisiciones

Chile estaría evaluando una serie de nuevas compras militares, entre ellas misiles y aviones bimotores turbohélice de transporte mediano C-27J Spartan, fabricados en Italia por Alenia Aerospazio, según lo expresado por fuentes de defensa a la agencia DPA.

La adquisición de estos aviones buscaría modernizar y ampliar las capacidades de la Brigada de Aviación del Ejército (BAVE), la que inicialmente consideró comprar aviones CN-235 de origen español.

La idea de adquirir los C-27J, respondería a su robustez y capacidad de aterrizar en terrenos no preparados, características que son apoyadas por el Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas, encabezada por el general Cristián Le Dantec.

El organismo recomendó a la Fuerza Aérea y la Marina comprar el mismo modelo de avión, privilegiando una estandarización de los equipos de guerra

También se estaría planeando la compra de una nueva partida de trece misiles aire AIM-120C7 AMRAAM, para equipar los cazabombarderos F-16C/D Block 50 de la Fuerza Aérea chilena.

En este sentido, Chile evalúa comprar nuevos jets de entrenamiento de vuelo avanzado para su Fuerza Aérea.

Parte de esa adquisición será financiada con los ingresos que podría generar la eventual venta de 10 a 12 caza bombarderos F-5E Tigre III, aún en servicio con esa institución.

La solicitud de los misiles por parte del gobierno chileno fue informada incluso al congreso de Estados Unidos por el departamento de la Defensa de esa nación.

Vale precisar que la Fuerza Aérea nacional opera una docena de jets de entrenamiento A-36T de fabricación española, pero se trata de aparatos con 25 años de uso, con muy altos costos de operación y de mantenimiento.

Asimismo, está en proceso final de negociación el contrato para la compra del sistema de defensa aérea NASAMS (Norwegian Advanced Surface to Air Missile System), que será provisto por la firma noruega Kongsberg y el fabricante estadounidense Raytheon, según precisó el ministro de Defensa Jaime Ravinet.

Fuente: EMOL

No hay comentarios: