17 jul. 2010

Tras ser desvarado, el submarino "Simpson" estará un año más fuera de servicio

El mantenimiento que ya estaba en marcha en la madrugada del 27 de febrero continuará ahora con una modernización que lo dotará de tecnología de última generación. 
IVÁN MARTINIC Y HERNÁN CISTERNAS 

Al menos un año más seguirá fuera de servicio el submarino "Simpson", que junto al dique "Young" fue desvarado esta semana, a 137 días del maremoto que los dejó peligrosamente montados sobre un muelle del astillero de Asmar Talcahuano.
La nave es uno de los dos sumergibles de la Armada de Chile que en la madrugada del 27 de febrero no alcanzaron a escapar del furioso oleaje que destruyó la Base Naval en la Región del Biobío. Mientras el "Carrera" tocó fondo y chocó con un dique antes de poder refugiarse mar adentro, el "Simpson", inmovilizado por mantenimiento dentro del "Young", quedó junto a éste a merced del maremoto.
Una maniobra de ingeniería de gran complejidad y sin precedentes, a cargo del Comando de Rescate y Salvataje de la Armada que dirige el contraalmirante Giancarlo Stagno, permitió zafarlos este miércoles. Los más de cuatro meses transcurridos en el intertanto, sin embargo, impedirán que el "Simpson" -heredero de una singular historia (ver recuadro)- pueda unirse pronto al "O'Higgins" y al "Thomson", las otras dos naves de la Fuerza de Submarinos.
"La unidad tiene que terminar la reparación programada, que demorará por lo menos un año más", explica el comandante en jefe de la Armada, almirante Edmundo González, quien admite que el maremoto puso en grave riesgo al sumergible de 59,5 metros de eslora y 6,2 metros de manga: "Los dejó (al dique y al "Simpson") en una posición de equilibrio, muy desagradable", muy peligrosa. Perfectamente podía haber  desencadenado una tragedia para lo más vital que teníamos dentro, que era el submarino".
El ministro de Defensa, Jaime Ravinet, recalca que el "Simpson" resultó "intacto" y que el esfuerzo de ingeniería desarrollado durante más de tres meses permitió "salvar un submarino extraordinariamente importante para la Armada y para Chile".
Según explica el comandante de la Fuerza de Submarinos, comodoro Ronald Von Der Weth, los trabajos que ahora se reanudarán en la nave terminarán modernizándola con tecnología de última generación.

El segundo "Simpson" fue bastión en el canal Beagle y "actuó" en el cine

Tres submarinos chilenos han llevado el nombre del vicealmirante Robert Simpson, quien bajo el mando de Lord Thomas Cochrane sirvió a Chile en las guerras de la Independencia y contra la confederación peruano-boliviana.
El primero fue un clase "O" adquirido a Inglaterra en 1929 y activo hasta 1958. Cuatro años después fue el turno del "Spot", un tipo "Fleet" veterano de la II Guerra Mundial traspasado a Chile por la Marina Estados Unidos.
Este segundo "Simpson" tuvo una peculiar trayectoria: en diciembre de 1978 fue el único submarino chileno disponible en el canal Beagle para frenar la eventual invasión argentina, y sólo un año más tarde fue utilizado por la producción de la película "Virus" -un film de desastre japonés dirigido por Kinji Fukasaku con actores de Hollywood como Glenn Ford- para grabar inéditas escenas en la Antártica.
Comandado en la ficción por el popular actor Chuck Connors, la nave chilena representó a un sumergible nuclear británico que fue clave en la lucha de los últimos seres humanos para salvar al planeta.
Devenido en estrella del cine, este buque fue dado de baja en 1982. Dos años más tarde llegó el actual "Simpson", que en 2010 sorteó su propio desastre. Uno de la vida real.

Fuente: EMOL

No hay comentarios: