21 jul. 2009

Pericia de piloto permitió evitar una tragedia aérea en terminal pesquero

El teniente Eduardo Varas de la Fuente logró capotar en el recinto de Lo Espejo. Quedó herido, pero sin riesgo vital. 
FRANCISCO ÁGUILA Y GERHARD BRANDT 

"Vimos que el avión venía directo hacia nosotros. En ese momento, algunos compañeros se asustaron porque volaba bajo. Y cuando ya íbamos a empezar a arrancar, giró a la derecha y se estrelló a unos 70 metros de donde estábamos. Yo creo que el piloto nos vio... y al darse cuenta de que caería sobre el galpón, alcanzó a maniobrar lo justo para salvarnos".

El técnico eléctrico Marco Caballero aún no se reponía de la impresión cuando entregó el testimonio de lo que pudo terminar en tragedia. Una hora antes, la avioneta "Extra 300-L", de la Escuadrilla de Alta Acrobacia "Halcones" de la FACh, se había precipitado a tierra en los terrenos del Mercado de Santiago", en Lo Espejo.

La destreza del teniente Eduardo Varas de la Fuente (29), quien pilotaba la aeronave y realizaba acrobacias de rutina en el sector sur de la capital, tras salir de la Base Aérea El Bosque, evitó un accidente de proporciones. Por causas que se investigan, a las 14:45 horas la avioneta presentó problemas y cayó a un costado del Terminal Pesquero, en la esquina de la Ruta 5 Sur con Américo Vespucio.

Según testigos, la aeronave apareció planeando desde el nororiente hacia los galpones en que opera la empresa Treding, que instala GPS a los buses del Transantiago. Pero la pericia de Varas hizo que la nave, a pocos metros del galpón, cambiara el rumbo y capotara sobre un terreno baldío dentro del recinto.

Tras el violento impacto, los trabajadores ayudaron a Varas. "Éramos unas 25 personas las que llegamos al lugar. Llevamos dos extintores y los usamos para evitar un incendio. Él (Varas) estaba shockeado, pálido", dijo un funcionario de Treding.

Al lugar también llegó personal de Carabineros y Bomberos, que rescataron al oficial, quien fue trasladado en helicóptero hasta el hospital institucional. La entidad comunicó a las 18:30 horas que Varas no corría peligro de muerte, pero que estaba "internado en la UTI, con un TEC en evolución, neumotórax derecho, lesión en la columna cervical y lumbar, sin daño neurológico y una fractura en el radio izquierdo".

El fiscal de aviación Sergio Sepúlveda no adelantó presunciones sobre las causas del accidente. Sólo coincidió en lo narrado por los testigos: las maniobras del piloto permitieron evitar una tragedia.

Aviador estuvo en Haití

Diez años en la Fuerza Aérea de Chile (FACh) lleva el teniente Varas. Ingresó a los 19 años a la entidad y lleva más de cinco como piloto. Además, es piloto de guerra y de helicópteros, cualidades que lo llevaron hasta Haití, en 2006, cuando participó de las misiones de la ONU. El 1 de junio pasado se integró a la Escuadrilla de Alta Acrobacia "Halcones". Allí se le asignó la avioneta siniestrada, que fue fabricada en Alemania y tenía sólo seis años de uso. En el país sólo existen cinco de su tipo y se pueden usar únicamente para acrobacias.

Video de la caída del vión Extra 300L del teniente Eduardo Varas.

No hay comentarios: