6 dic. 2008

Putin negó bases permanentes de Rusia en Cuba y Venezuela

"No hay necesidad de construir bases militares permanentes en Venezuela y Cuba", señaló Putin, y recordó que "Rusia tiene un acuerdo con Venezuela por el que, en caso de necesidad, podemos utilizar sus puertos para que nuestros buques militares recarguen combustible y víveres".

MOSCÚ y CARACAS – El primer ministro ruso, Vladimir Putin, negó ayer la necesidad de contar con bases militares permanentes en Cuba o Venezuela, mientras la Armada estadounidense dijo que no le preocupan los ejercicios navales conjuntos de Rusia y Venezuela

"No hay necesidad de construir bases militares permanentes en Venezuela y Cuba", señaló Putin en su intervención en directo en un programa de televisión rusa, citado por el diario caraqueño El Nacional.

Por otra parte, recordó que "Rusia tiene un acuerdo con Venezuela por el que, en caso de necesidad, podemos utilizar sus puertos para que nuestros buques militares recarguen combustible y víveres".

"Creo que los dirigentes cubanos tampoco se negarán" a un reabastecimiento similar, apuntó.

Putin expresó también su sorpresa ante la reacción de la comunidad internacional por las primeras maniobras navales ruso-venezolanas en el Caribe, tradicional zona de influencia estadounidense.

Por otra parte, Gary Roughead, jefe de operaciones navales de la Armada de los Estados Unidos, afirmó que, a su juicio "las armadas de Rusia y Venezuela están haciendo ejercicios conjuntos con motivaciones positivas" y que no se siente "preocupado" por ellas.

Además, el jefe militar estadounidense defendió la reactivación de la IV Flota del Comando Sur de su país en Latinoamérica, que tras 58 años de inactividad comenzó a desplazarse nuevamente en aguas de la región en julio pasado.

Roughead desdramatizó el objetivo de la fuerza naval estadounidense, que los gobiernos de Venezuela, Cuba, Brasil y otros países de la región han rechazado por considerarla una política del Pentágono para asustar y mostrar su poderío militar.

"La IV Flota no tiene buques de guerra, no tiene aviones y no tiene submarinos", adujo el alto oficial estadounidense, quien destacó, en cambio, las labores humanitarias que lleva a cabo la misión naval, como la asistencia médica en zonas necesitadas o la cooperación con otras Armadas.

"El cambio de gobierno en EE.UU. es positivo"

MOSCÚ – El primer ministro ruso, Vladimir Putin, sostuvo ayer que el cambio de gobierno en Estados Unidos envía señales positivas al mundo, en una señal que apunta claramente a distender las relaciones entre ambas naciones.

Putin tuvo una cordial relación con el actual mandatario estadounidense, George W. Bush, pero en el último año afloraron tensiones entre ambas administraciones debido a la intención de la Casa Blanca de instalar un sistema antimisiles en Polonia y República Checa.

"Normalmente, con cada cambio de gobierno en cualquier país, se producen cambios y nosotros contamos con que sean positivos. Ya vemos señales positivas, por ejemplo el encuentro de ministros de Exteriores de la OTAN", que detuvo el ingreso de Georgia y Ucrania a la Alianza, dijo Putin.

El premier sostuvo que en el equipo de colaboradores del mandatario electo Barack Obama se considera innecesario acelerar "la instalación de los elementos de la defensa antimisilística", según indicó la agencia de noticias italiana Ansa.

"Si no son sólo palabras y si tales palabras se traducen en política real, nuestra reacción será adecuada al socio estadounidense", manifestó el premier ruso.

Con respecto a la actual crisis financiera, Putin, quien goza de gran aprobación en la ciudadanía rusa, manifestó que Rusia atravesó períodos "más difíciles" y dijo que cerrará en forma positiva 2008 con un crecimiento estimado en 7%.

05/12/08
LA CAPITAL MAR DEL PLATA

No hay comentarios: